Lanas para tejer cuellos

Hay 81 productos.

¿Te sucede que cada vez que ves una bufanda cerrada o un cuello de lana por la calle y te quedas mirándolo?

Ahora puedes hacer el tuyo.

Un cuello de lana es un tipo de bufanda más pequeña y cerrada.  Está de moda.

Los cuellos de lana son muy fáciles de hacer y originales. Se pueden tejer a dos agujas, con agujas circulares o con ganchillo.

Sirven tanto para hombre como para mujer y son una de las elecciones favoritas de todo aquel que se inicia en el mundo de las creaciones con lana.

Se requiere saber montar puntos y un punto sencillo cómo es el derecho, tejiendo, o cadenetas y punto bajo o alto a ganchillo.

Quedan muy bonitos tanto mezclando colores como mezclando puntos.

¿Te interesa saber cuales son las medidas para cuellos simples y dobles y más informaciones de utilidad?

Después de la presentación de nuestras lanas a la venta por internet compartimos estas y otras informaciones de interés.

Mostrando 1 - 24 de 81 referencias

Filtrar por:

Lanas recomendadas para tejer cuellos

Normalmente se hacen con lana gorda. También se pueden hacer con lana fina.

Los cuellos para invierno se hacen con lana acrílica o lana virgen.

Los cuellos para primavera se hacen con lana de algodón.

Cuellos simples y cuellos dobles

Un cuello simple es aquel que da 1 vuelta alrededor del cuello.

Un cuello doble es aquel que da 2 vueltas.

Medidas

Para un cuello de adulto doble debe medir de 110 a 120 centímetros.

Para uno de adulto sencillo de 55 a 65 cm.

Para un niño de 100 a 110 centímetros en el caso de los dobles y 50 centímetros en los simples, aproximadamente.

Normalmente necesitarás 2 o 3 ovillos.

Los cuellos los puedes realizar a lo largo o a lo ancho, es más cómodo a lo ancho porque a lo largo si te equivocas de longitud tienes que deshacerlo entero.

En la realización de los cuellos de lana la cantidad de puntos depende del grosor de la lana.

Tienes que montar los puntos necesarios, o cadenetas en ganchillo, hasta tener unos 25 cm si el cuello es doble, si es sencillo mínimo 30 cm.

Los cuellos son como bufandas de lana pero cosidos a los lados.

Una vez montados los puntos o hechas las cadenetas lo único que te queda es hacer las vueltas necesarias, en el punto que elijas, hasta llegar a la medida deseada.