Un dia, no hace mucho, Katia convocó un concurso de accesorios. No me gusta demasiado medirme con nadie, pero estaba inspirada i pensé ¿por qué no?

Hacía tiempo que me rondaba un diseño por la cabeza, pero aún no lo había puesto en práctica, y esta fue la ocasión para darle forma.

No es más que una tira de unos 40cm de ancho, lo suficientemente larga para envolver nuestro cuerpo.

El secreto está en la forma de coserla, de manera que nos la podamos poner cruzada. Hay que enrollarla un par de veces y utilizar la técnica del grafting, que no es otra cosa que tejer una vuelta con la aguja de coser, consiguiendo así que no haya ninguna costura. Por eso es infinita, no tiene principio ni final. Evidentemente, y al tratarse de una tira cerrada, sirve como cuello, cuello con capucha, bufanda… Sólo hay que echarle imaginación.

Para tejerla usé Azteca Milrayas, que era una de las requeridas, y agujas de 5mm.

No gané el concurso, però me lo pasé fantástico mientras le iba dando forma y eso, para mi, ya es premio suficiente.

Alguien se anima?